28 de December de 2016

Una realidad no fantasiosa de estar afuera y adentro

No es fácil para todos aquellos que conocen mi forma de hacer periodismo sin pelos en la lengua un artículo como este, sobre todo cuando por un corto periplo, pase de realizar mi labor apasionada de investigación meticulosa y radical, a una labor organizacional e institucional en un movimiento político, sin embargo todo proceso deja enseñanzas y sus consabidas consecuencias que se asumen con total responsabilidad, pero que a su vez, es aún más importante dar a conocer muchas de esas vivencias que si bien es cierto algunas de ellas son conocidas por un pequeño grupo de personas, es bueno decirlas cuando se está afuera y adentro.

El periodismo de opinión que me caracteriza es un capital que llevo dentro, la independencia y la libertad son máximas en mi vida profesional, como pocos inicie un trabajo crítico y de investigación de los hechos de corrupción que se han vivido en estos 4 años en la capital samaria, tomando como fuente primaria el ciudadano de a pie, quien es el que vive la crisis de salud, de agua, de movilidad, de desempleo, de desgreño al erario público y además de soportar un gobierno déspota.

Era la época en la que vivía un proceso de reconocimiento público y social, por supuesto el hecho de que una mujer irrumpiera de una forma intempestiva en contra de una organización política protegida por las banderas de la equidad y el populismo de la “izquierda” cuya misión es buscar enemigos invisibles, fue visto como una hazaña, créanme no fue fácil soportar los ataques de la comunidad, cuentas pagadas por el Distrito, en la que además tuve que ser objeto de protección personal por parte de la fuerza pública.

Todo mi trabajo se centró entonces, en una ansia por conseguir verdades y mostrar la realidad socio política de santa marta, pues el populismo contemporáneo todavía veneraba la idea de que las elites, nos mantenían en un estado de letargo y yugo feudal en el que las riquezas se quedaban en los bolsillos de los mismos de siempre, mientras las inversiones públicas no se veían y todo el dinero financiaba además la corrupción.

Mientras estas líneas hacían eco en mi mente, era importante reflexionar si efectivamente ellas eran ciertas o no (craso error), es precisamente en esos momentos, cuando nacen dudas y las famosas ayudas que cuestan bastante caro y de eso tan bueno no dan tanto pero terminamos sucumbiendo y pasamos de estar AFUERA A ADENTRO.

Como todo proceso nuevo, está lleno de retos, de motivaciones y más aún cuando vienes de ser la gran piedra en el zapato, porque todo parece un cuento de hadas, como en las épocas doradas los dibujos animados de Disney (realidad fantasiosa) pero cuando nos empezamos a adentrar en las esferas de los manejos internos y del trato humano que se vive por parte del autodenominado líder de Fuerza Ciudadana, es allí cuando conocemos al verdadero rostro de la soberbia, la ira, la prepotencia y el machismo elevado a su máximo grado.

Muchos dirán que si era que yo no lo conocía por referencia y por las denuncias públicas que inclusive yo misma registre en los medios, y me tocara responderles, que una cosa es cuando te las dicen y otra diferente es cuando las vives, por lo que con el respeto que puedo guardar por muchas personas con las que trabaje en ese corto tiempo, les quedara difícil desmentir cualquier afirmación que haga sobre su líder indestronable.

Dicho lo anterior, es bueno comenzar por el valor de la humildad que se profesa en el reino del líder natural, en la que no existe el mayor asomo de respeto por la dignidad de la persona, no existe un saludo cordial, ni una mirada de afecto, más bien lo que existe es una voz de regaño casi que violento frente a cualquier situación por muy minúscula que sea y frente a ellos debe haber una reverencia o en el mejor de los casos el silencio es el mejor arma.

El protagonismo o más bien diría el egocentrismo, es otro elemento fundamental que hay que referenciar, es cierto y además muy bien registrado por la comunidad samaria, no hay una inauguración que se haga en Santa Marta si no cuenta con la presencia del máximo Líder, pues además los eventos antes de hacerse son socializados con él, para que de esta forma estén acorde a su agenda y si no le convienen los días, pues la orden es concreta “reprogramen” y listo, de no ocurrir eso, el regaño por decir lo menos es grande. Es entonces cuando efectivamente el Alcalde en Santa Marta está encargado y está puesto por el Líder indestronable así como el mismo lo dice sin pelos en la lengua.

Pero si esto les parece grave, les puedo decir que es más complejo un consejo de gobierno alterno en la casa del Líder, en donde el tono sube y las palabras tales como: “pelmazo, ineptos,  incompetente o estúpidos” están a la orden del día y ni siquiera el Alcalde encargado se salva del calibre del regaño, algunos podrán decir que esto parece una mentira mal contada, pero quien escribe lo cuenta como testigo de excepción y sería muy difícil que me pudieran desmentir.

Y es que como lo mejor de toda historia es dejar a los lectores picados, les dejare para el próximo articulo un poco más de estas vivencias, en donde conocerán un detalle más personal y como han podido darse cuenta de una palabra repetida en este artículo, será muy difícil de desmentir, espero me acompañen en estas anécdotas que vivi y que hoy empezare a contarles aclarándole a muchos las dudas que tienen sobre mi paso por este movimiento político en Santa Marta.

Post data. Las verdades, las mentiras y la demagogia no son para todo el tiempo y estas historias tendrán nombre propio y además documentos reveladores de quienes creyeron en algo pero solo fue una realidad fantasiosa.

Lo destacado